NECESER GRATIS EN COMPRAS DE $1200 + envios a $20 en compras de $1800

Carrito de compras

Tu carrito esta vacío :c

Continuar comprando

El estrés en tu piel: ¿Se está notando? - Parte 1

La exposición a la luz solar y demás factores como la contaminación del aire, el humo del cigarro, la dieta, constituyen aquello que más hemos escuchado discutir en relación con el envejecimiento prematuro de nuestra piel. Pero ¿qué hay del estrés? Hoy te vamos a contar lo que necesitas saber sobre el poder de tu mente manifestándose a través de tu piel.

¿Cómo se ve el estrés en mi piel?

El estrés psicológico es considerado un factor extrínseco en el envejecimiento de la piel, esto quiere decir que no pertenece al proceso natural que se define por el mero paso del tiempo. El envejecimiento extrínseco se caracteriza por una degradación potencializada de la integridad y funcionalidad de nuestra piel al exponerla a factores dañinos. Pero ¿cómo se relaciona el estrés con la salud de mi piel?

La relación mente piel

El mundo de la ciencia nos muestra que la relación mente piel es cada vez más evidente. Se ha comprobado que el estrés modula las glándulas del eje hipotálamo- pituitario-suprarrenal (HPA) y, mediante la liberación de mediadores químicos como el cortisol y catecolaminas, estimula procesos inflamatorios en las células de la piel (algunas células dérmicas se encuentran altamente interrelacionadas con terminaciones nerviosas sensoriales y a través de señalización química responden a la hormona cortisol). Así mismo, el estrés psicológico puede alterar la barrera epidérmica esa capita superior de nuestra piel que retiene la humedad y la protege de microorganismos dañinos - prolongando su reparación.

¿Qué es el cortisol?

El cortisol es la hormona principal de estrés en nuestro cuerpo y, junto con determinadas partes del cerebro, regula la motivación, el estado de ánimo y el miedo. Altas cantidades en nuestro cuerpo pueden desencadenar una serie de efectos no deseados sobre nuestra piel, como un incremento en la actividad de las glándulas sebáceas, obstrucción de poros, desarrollo de inflamación y bacterias, resultando en brotes de acné. También puede ocasionar salpullido, resequedad, adelgazamiento de la piel, arrugas y envejecimiento.

¿Para qué sirve el cortisol?

Tranquila, si mantenemos el estrés bajo control el cortisol también puede ser nuestro aliado. Se ha evidenciado que la mayoría de las células de nuestro cuerpo poseen receptores de éste. Los niveles balanceados de esta hormona regulan muchísimas funciones esenciales en nuestro cuerpo, como el metabolismo y los niveles de azúcar en la sangre, controlan los niveles de retención de agua y sal, facilitan la formulación de la memoria permitiendo al cerebro la capacidad de crear recuerdos, y por supuesto, se reflejan como una piel sana.  

 ¿Cómo disminuir mis niveles de cortisol?

Encuentra tu manera favorita de manejar el estrés. Recuerda que si presentas síntomas de cortisol alto y tienes problemas en la glándula pituitaria o te encuentras bajo prescripción de corticosteroides (o algún otro medicamento que pueda incrementar tus niveles de cortisol), lo mejor es que lo consultes con tu especialista a la brevedad.

Sin embargo, si eres una de las millones de personas que sufren estrés a diario, te recomendamos adoptar alguna práctica para el manejo de estrés en tu rutina diaria. Estudios demuestran que los niveles de estrés pueden mejorar significativamente con tan sólo cambiar el estilo de vida.

 Acá te dejamos algunas de nuestras prácticas favoritas para lidiar con el estrés ☺ Tan simples y efectivas para un cuerpo y piel felices:

Crea una rutina de skin-care:

Sí, tal vez después de un día de cansancio no te sientas con ganas de desmaquillarte por la noche o con los contratiempos de la mañana pases por alto limpiar tu cara. Pero ten por seguro que estas prácticas hacen mucho más que proteger tu piel, pues representan un espacio de relajación y tiempo para conectar contigo misma, permitiéndote crear consciencia en otras áreas de tu vida.

¡Termina tu día justo como lo comenzaste!: nutriendo tu piel. Te recomendamos: BIPHASIC CLEANSER / LIMPIADOR BIFÁSICO

Duerme suficiente:

Recuerda que si no duermes más de 7 horas, muy poco de lo que hagas por tu salud tendrá impacto considerable. Dormir es un proceso vital curativo, no únicamente para el cuerpo sino para la mente también. Honra tu sueño y descubre la resiliencia que te brinda al enfrentar situaciones que representen estrés.

Nutre tu cuerpo:

Asegúrate de tener una dieta balanceada, puedes ir con un especialista si estás adentrándote a este mundo. ¡Aprende y establece una relación sana e intuitiva con tu alimentación! Y si estás pasando por un proceso de sanación respecto a tu relación con la comida, abrázate y dale calma, adéntrate a las técnicas de mindfulness y considera que puedes aplicarlas a cualquier área de tu vida ♡ 

¿Quieres aprender sobre alimentación y nutrición energética?  Escucha este capítulo de AHAL podcast: Reconstruye tu relación con la comida con Mónica Hefferan

Practica el autocuidado o self-care:

Revitalízate con un paseo en la mañana, un baño caliente o tu forma favorita de expresarte cariño. Tu cuerpo tendrá una respuesta de relajación (tu sistema nervioso pasará de estado de alerta a la normalidad) previniendo así los efectos que el estrés crónico ejerce sobre tu salud y piel.

Descubre la relajación de un baño tibio con miel de la selva maya contenida en uno de nuestros favoritos: MAYAN HONEY FACIAL SOAP

Practica yoga y meditación:

Como sabrás, la investigación que respalda los beneficios del yoga y la meditación continúa en crecimiento, no es de extrañarse que cada vez más médicos en occidente recomienden la incorporación de estas prácticas al estilo de vida. 

Experimenta la sanación que, a través de la conexión contigo misma y la auto-observación, estas prácticas te brindarán físicamente y a niveles más sutiles. Verás cómo tus reacciones gradualmente se transforman en respuestas de calma llenas de consciencia  ¡Respira, obsérvate, conócete!

 

Por Yareli Uresti ☼

 

Te puede interesar:

Self care vs self love: el autocuidado como acto de amor propio

¿Mi piel está envejeciendo?

Good news: el skincare promueve la salud de tu cuerpo

 

Información externa:

Stress may be getting to your skin, but it’s not a one-way street

The impact of perceived stress on skin ageing

Stress and your skin: how cortisol affects the skin

0 comentarios

Deja tu comentario

español latinoamericano