NECESER GRATIS EN COMPRAS DE $1200 + envios a $20 en compras de $1800

Carrito de compras

Tu carrito esta vacío :c

Continuar comprando

Self care vs self love: el autocuidado como acto de amor propio

¡Bienvenido febrero!, esto significa que el mundo se pinta de corazones, rojo y muchos mensajes de amor. Y eso nos encanta, de verdad que sí. Creemos que celebrar el amor en todas sus formas es algo increíble, pero es algo de lo que siempre debemos hablar. Una de estas formas de amor es el amor propio y todo lo que esto significa. 

El amor propio es una poderosa herramienta de vida y es por eso que se promueve y celebra. Pero, ¿qué es para ti el amor propio?, muchos medios responden esa pregunta con cuidar de nosotros, ponerse una mascarilla, servirse una copita de vino… y esto no es amor propio. En todo caso se considera más como self care o autocuidado. 

Self care vs self love

El self care es - literal - cuidar de uno. A la capacidad que tiene una persona de cuidar su salud y bienestar se le considera como autocuidado, mientras que el amor propio es la apreciación, valor y respeto que tengamos por uno mismo. Y para esto último se ocupa mucho más que una mascarilla 

Y es que puedes cuidar de ti, pero desde dónde o por qué lo haces… es lo que hace la diferencia de este concepto. Si lo haces desde un lugar interno de juicio, comparación, molestia… o desde un lugar de amor, compasivo y de genuino amor por ti mismo.  ¿Ves la diferencia? 

Cuidar tu alimentación para cumplir con ciertos estándares de belleza, porque tienes miedo al rechazo o porque hay una voz en ti que te juzga… no es lo mismo que el amor. 

El amor propio es la semilla de la resiliencia, compasión y el respeto por uno mismo. Y como su palabra lo dice es sólo amor y como dicen: para amar algo hay que conocerlo primero. Así que el amor propio es una invitación a conocernos, aceptarnos tal y como somos y a elegirnos siempre… en los buenos y en los malos días. 

Porque sí es muy fácil “amarnos” cuando nos sentimos bonitas, cuando hacemos algo bien, cuando somos asertivas, etc… pero, ¿qué pasa cuando fallamos, cuando no nos gusta lo que vemos en el espejo?, es ahí dónde tenemos que elegirnos y amarnos profundamente, dónde tenemos que levantarnos o perdonarnos. Es en esos días dónde nos acompañamos con compasión y ternura, convirtiéndonos en la amiga o amigo que necesitamos ese día. 

Desde cómo nos hablamos a nosotros mismos, hasta cómo nos tratamos a puerta cerrada. Ahí responde a el amor propio, y entonces sí nos cuidamos desde ahí como un acto de amor propio. 

Para nosotras es celebrar la piel aún con sus cicatrices, con sus marquitas - esas que no nos gustan - con sus estrías, celulitis, etc. Amor propio o self care no es ir por la vida diciendo “ay me encantan”, porque tal vez no. Pero es tu piel, y la aceptas y te comunicas con tu cuerpo, y te das cuenta de lo poderoso que es, de todo lo que hace por ti y aún con todo… lo cuidas con respeto. 

Y con ese mismo respeto seleccionas consciente con qué cuidas de ti. 

Hoy te invitamos a preguntarse desde qué lugar haces todo lo que haces por cuidarte, esperando que sea del amor propio. Y si, encuentras alguna respuesta que sea desde el dolor, el miedo, el juicio… date la oportunidad de conocerte, verás que eres un ser increíble 

Nuestro deseo es que encuentres un amor que te invite a cuidar de ti desde adentro hacia afuera, consciente y con respeto. 

Need some ideas?, la piel juega un papel muy importante en nuestra relación con nuestro propio cuerpo. Date la oportunidad de cuidarlo con ingredientes buenos, recorrelo consciente mientras lo nutres y honra ese momento como un ritual de amor propio 

Nuestros favoritos para cuidado corporal: body oil mongongo y bálsamo M 

Recuerda que el skincare no se limita a la cara, por ello formulamos humectación, de fácil absorción y un aroma increíble que ayuda a mejorar el tono y la elasticidad de la piel. Enjoy! 

Por Vianey Gutiérrez - AHAL team



0 comentarios

Deja tu comentario

español latinoamericano