NECESER GRATIS EN COMPRAS DE $1200 + envios a $20 en compras de $1800

Carrito de compras

Tu carrito esta vacío :c

Continuar comprando

Lo que necesitas saber para cambiar tu maquillaje sintético por uno libre de crueldad.

 

Cosmética Natural ¿Sin ingredientes sintéticos?, ¡es una realidad!, sé que puede sonar un poco raro, pero te sorprenderá. Muchas veces, se sabe que los productos cosméticos que contienen sustancias químicas causan diversos problemas de salud. Y cuando la mayoría de la gente adquiere un producto, se limita a leer la etiqueta y hace una elección que suele estar influenciada por las campañas publicitarias. Es difícil saber exactamente qué contienen los productos o si son buenos para ti. En este artículo te contamos más

 

¿Qué es la cosmética 100% Vegetal?

La cosmética vegetal o ecológica es la que está integrada en su mayor porcentaje por principios activos de origen natural, principalmente vegetales y, por tanto, 100% biodegradable y respetuoso con el medio ambiente.

Cada vez son más las personas que buscan cosméticos naturales porque, en cuanto a hábitos y estilos de vida, también se ha puesto muy de moda buscar cosas 100% naturales y ecológicas, que sean respetables con el medio ambiente.

Mostrar una certificación vegana o «libre de crueldad» es una garantía para el consumidor, pero exige un esfuerzo económico añadido a las empresas, a menudo pequeñas.

 

CERTIFICACIONES CRUELTY FREE Y VEGANAS

Los productos cruelty free no se han probado con animales. Los veganos no incluyen ingredientes de origen animal.

En el etiquetado de los productos cosméticos podemos encontrar alguna de estas certificaciones: 

Leaping Bunny: el «conejo saltarín» es concedido por Cruelty Free International a los productos que prueban no haber sido experimentados.

 

 

Ingredientes Tóxicos en Cosméticos Sintéticos (convencionales)

La piel es la principal barrera de protección que tiene nuestro cuerpo para mantenerse al margen de todos los agentes contaminantes que hay en el exterior. Lo que muchas desconocemos es que la piel absorbe todo lo que toca y entra en contacto con ella, siendo a veces los cosméticos que utilizamos nuestros peores enemigos.

En el mundo de la cosmética industrial es habitual encontrar todo tipo de productos que incluyen ingredientes y sustancias tóxicas que dañan nuestro metabolismo y nuestra piel, a pesar de que realizan atractivas campañas de marketing y publicidad que invitan a pensar todo lo contrario. 

La cosmética convencional emplea una multitud de componentes químicos que no son afines a nuestra piel, y algunos acaban provocando en las personas, especialmente en las más sensibles, reacciones alérgicas.

Algunos ingredientes de origen sintético dificultan las funciones fisiológicas normales. Los aceites minerales tan presentes en la cosmética convencional (parafinas y petrolatos) taponan los poros, dificultando la respiración natural de la piel y provocando gran cantidad de picores y rojeces.

Componentes como PEG’s, parabenos o perfumes y colorantes artificiales, pueden llegar a perjudicar nuestra salud a largo plazo. Autoridades sanitarias, como la Organización Mundial de la Salud, han efectuado estudios que relacionan algunos químicos usados en los cosméticos con afecciones como el cáncer o el asma y problemas del sistema nervioso, reproductivo, endocrino y alergias.

 

A continuación te vamos a mostrar cuáles son los ingredientes tóxicos que suelen aparecer en los cosméticos y que no te recomendamos. 

 

Aceites minerales  

Los aceites minerales se obtienen directamente del petróleo y tiene unos resultados sorprendentes, aportando frescor y tenacidad. Lo que no nos cuentan es que taponan los poros, impiden que la piel pueda cumplir sus funciones, la hacen más permeable para agentes externos, quitándole hidratación y acelerando el proceso de envejecimiento.

 Muchos de estos aceites van a parar directamente al hígado, a los riñones o a los ganglios linfáticos, llegando a provocar con el paso de los años fuertes reacciones inflamatorias.

 

Siliconas 

La silicona es una sustancia que puede taponar los poros de la piel y que provoca efectos oclusivos. Diferentes han demostrado que el sudor ocasionado por oclusión puede provocar fuertes irritaciones en la piel, llegando en algunos casos a provocar tumores en el hígado y en los ganglios linfáticos.

 

Parabenos y otros conservantes

A través de diferentes estudios se encontraron restos de parabenos en varios pacientes con tumores de mama. Los parabenos actúan como disruptores hormonales atravesando la piel.

INCI: Methylparaben, Ethylparaben, Butylparaben, Propylparaben.

  

Fragancias sintéticas

Las fragancias sintéticas pueden provocar diferentes reacciones alérgicas en el organismo, especialmente en aquellas personas que se muestren altamente sensibles. Algunas de ellas incluso se ha demostrado después de probarlas en animales, que son sustancias cancerígenas o mutagénicas.

 

Sulfato de sodio

Durante el proceso de elaboración del Sodium Laureth Sulfate es cuando aparece el compuesto Dioxan 1,4, que se muestra cancerígeno y que interfiere directamente en el equilibrio de las hormonas, reduciendo además la calidad de los espermatozoides. Es la forma alcohólica del Sodium Lauryl Sulfate.

Estos ingredientes tóxicos tienen el objetivo de mejorar la imagen de los productos, potenciando su color y aumentando su durabilidad, lo que no nos cuentan es que son realmente perjudiciales para la salud de la piel. La mejor opción es recurrir a la cosmética natural, ya que te asegura cosméticos hechos a base de productos naturales y beneficiosos para la salud.

 

 

Conclusión

En lo que todas estamos de acuerdo es que antes de comprar cualquier producto es necesario que leamos bien las etiquetas de lo que consumimos, es mucho más importante el “con qué está hecho” el cosmético que lo que “no se ha incluido” y, sobre todo, que tenga certificación de cosmético natural.

 

 

0 comentarios

Deja tu comentario

español latinoamericano