Las Piedras del Self Care y Amor Propio

Las Piedras del Self Care y Amor Propio

Las piedras se han convertido en un accesorio de energía muy importante, y del cual vale la pena aprender y conocer su poder, ya que pueden ser de gran utilidad. Pero, primero lo primero, ¿sabías que existe un estudio que afirma que a través de lo que actualmente se conoce como gemas, cristales o minerales, se extraen no sólo numerosos nutrientes de la naturaleza, sino también energía natural que establece el flujo de energía en el cuerpo, el equilibrio físico, mental, emocional?, y a este estudio se le conoce como gemoterapia. 

La gemoterapia ha sido usada desde tiempos inmemorables para combatir trastornos anímicos y de salud. Las piedras poseen diversas cualidades que nos permiten reconectarnos y encontrar el balance. And that's the dream! 🧘‍♀️


En estos tiempos de cuarentena, donde el tiempo de trabajo, familia y descanso se mezclan y confunden en uno, es importante cuidar de nosotros mismos y buscar este balance para no quedarnos en el intento de lograr hacer todo, ¿sabes a qué nos referimos verdad?😬 Pero no te preocupes, hoy te vamos a platicar los básicos de la gemoterapia para que puedas empezar a incorporar esto en tu rutina y beneficiarte de las cualidades de las piedras.  Vamos a comenzar por 3 gemas que nos ayudarán a darnos el apapacho que necesitamos.


Spoiler alert: todo esto puede transformar tu rutina de cuidado de la piel en un increíble ritual de amor propio 💕


La Obsidiana: Empecemos por las raíces. La obsidiana por su color negro está fuertemente vinculada al chakra de la raíz que nos permitirá conectarnos con la tierra y centrarnos. Se le conoce como “la diosa de los tesoros escondidos”, ya que de acuerdo a los expertos gemólogos, tienen la propiedad de develar aquello que está oculto. Esta piedra en sí permite liberar los sentimientos reprimidos y ponernos en contacto con experiencias negativas que guardamos para poderlas sacar de nuestro sistema - Sounds good! - la Obsidiana es una de las piedras más poderosas y cargadas para ayudar a estimular el crecimiento personal, al mismo tiempo que te anima a aceptar y ser quien realmente eres. 

Mientras realizas tu masaje con la Gua Sha de obsidiana, haz afirmaciones positivas que te conecten con la madre tierra y tu seguridad, como:


“Estoy contento con mi cuerpo y tomó elecciones que son saludables y buenas para mí.”


“Tengo todo lo que necesito y me siento abrazada por todo lo que me rodea.”


“Nutro mi cuerpo con pensamientos positivos y veo en cada instante una oportunidad de crecimiento.”


“Soy un ser íntegro, conectado con la vida, la naturaleza y las personas que me rodean”


“Sé quién soy y tomo mis decisiones con base a lo que creo y sé que es mejor para mí.”


La Aventurina: Ya que liberamos las emociones negativas, es hora de enfocarnos en las positivas - ¿LISTA? 🥰 - La Aventurina es un cuarzo de color verde que se cree que es un imán de buena suerte; justamente su nombre proviene del italiano aventure que significa por casualidad. Por lo mismo, ayuda a alinear las buenas oportunidades y permite que se alcancen nuevos objetivos.

La Aventurina ayuda a sanar los chakras y traer equilibrio. Sobre todo a activar el chakra del corazón y calmar las emociones. Colocar esta piedra en el centro del esternón ayuda a equilibrar nuestros sentimientos y a ser un poco más resistentes. Mientras realizar tu masaje con la Gua Sha de venturina, haz afirmaciones positivas que te recuerden el poder del amor y el perdón hacia ti y otros:


“Agradezco todo lo que vivo y lo que tengo en mi vida.”


“Abro mi corazón y dejo que entre el amor en todas sus formas.”


“Sé lo que es y lo que se siente dar y recibir amor incondicional.”


“Dejo que mi corazón brille y ese brillo se convierte en amor incondicional para mi y para quienes me rodean.”


El Cuarzo Rosa: En la era antigua, específicamente en las civilizaciones griegas y romanas, el cuarzo era utilizado para productos de belleza, este se exponía al sol y luego se molía y se mezclaba con agua y se hacían diversos aceites para formar un compuesto similar a las mascarillas. Esto era utilizado para rejuvenecer y dar brillo a la piel. Dicho mineral era consagrado a las diosas de amor y la belleza, Afrodita y Venus. Hoy en día, esta piedra sigue siendo considerada la piedra del amor y la armonía entre amistades, familiares y parejas. Para nosotros es una gran piedra para la piel y es por eso que hemos estudiado muy de cerca sus beneficios. 

Cabe destacar que el cuarzo rosa está fuertemente vinculado al chakra del corazón superior, que se encarga del amor propio. Por eso nos encanta la idea de que el amor propio pueda abrazar tu propia piel, aquella en que habitas y la cual nos hemos encargado de cuidar con ingredientes naturales y extraídos directamente de la tierra, para volver siempre a la raíz. 

Mientras realizas tu masaje con la Gua Sha de cuarzo rosa, haz afirmaciones positivas que te recuerden el poder del amor, la compasión y la sanación:


“Hoy permito recordar que el amor cura, y que yo soy amor y luz incondicional.”


“Me amo por quien soy, me siento seguro y dejo ir todo aquello que no se alinea con la mejor versión de mí.”


“Soy completamente amada y me acepto a mi misma.”


“Vivo en balance y en estado completo de gracia y de gratitud.”


“Agradezco todos los retos que me han ayudado a transformar y a abrirme al amor.”


Estas 3 piedras en conjunto nos pueden ayudar a trabajar en nuestras emociones, a liberar las emociones negativas y a traer sentimientos de amor a nuestra vida.


Es importante que además de utilizar de manera consciente estas piedras, no olvides que es necesario agregar un suero humectante facial para que los movimientos puedan fluir y lleves humectación a tu piel mientras pones a trabajar tu Gua Sha. Nuestros sueros faciales son muy ligeros con ingredientes 100% naturales que combinan con el poder del Gua Sha, ya sea marula o kalahari, son de fácil absorción, hipoalergénicos y extremadamente poderosos para la piel. Además sus ingredientes estrella son extraídos de África a través del mercado justo y ético, regenerando y mejorando la elasticidad de la piel. 

No olvides que hacer tu rutina de skincare es parte de esos momentos de meditación, de volver a tu centro y conectarte con tus emociones. Escúchate, quiérete y trabaja en volver consciente tu mejor versión. Termina la rutina siempre agradeciendo “Gracias, Gracias, Gracias!” con una gran sonrisa para ti frente al espejo llena de mucho amor. 😊 Happy Skincare!

Escrito por: Elisa Garza - Jewelry Designer & Maker www.ikcha.com

Editado por: Vianey Gutiérrez - Copywriter - AHAL




Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados