Un introducción a los aceites esenciales

Un introducción a los aceites esenciales

Seguramente conoces a alguien que ama los aceites esenciales, si no es que eres tú la amante de estos pequeños botecitos.  Pero, cada vez más personas están interesadas en conocer los beneficios y el poder de los aceites. ¿Por qué?, ¿Qué tienen los aceites que se han vuelto tan de moda?, yo te platico ;)

Los aceites esenciales son líquidos volátiles y aromáticos NO solubles en agua que se obtienen por destilación de ingredientes botánicos. Se utilizan las flores, hojas, semillas, corteza o madera para obtenerlos. Todo lo que la tierra nos da esconde siempre maravillas para nosotros. 

Se dice que los aceites tienen compatibilidad con el organismo humano. Ejercen una acción equilibrante con un impacto positivo en nuestro cuerpo. Los aceites de ajo y de hisopo por ejemplo, se usan tanto en presión sanguínea alta como presión baja. Este tipo de efecto raramente se ve con fármacos. 

Messegué; uno de los primeros estudiosos de los aceites y la herbolaria se dice que curaba diferentes enfermedades. En porcentaje de los casos completamente curados estaban: Eczema (90%), insomnio y migraña (80%), asma(60%) y reumatismo crónico (30%). Los aceites esenciales y la aromaterapia no son sólo psicosomáticos (no solo es el delicioso aroma y el efecto relajante que tanto se agradece); actúan también sobre el cuerpo físico y figuran entre los agentes anti-bacteriales más potentes que conoce el hombre.

No podemos entrar en el mundo de la aromaterapia sin entender primero que somos seres de mente, espíritu y cuerpo. Nuestra situación mental afecta nuestra salud física por medio del sistema nervioso. Y las emociones no procesadas de manera correcta pueden afectar también nuestra salud física. Por eso es tan importante primero conectar con estas piezas del rompecabezas que somos, ya que después conectamos con todo lo que nos rodea y empezamos a beneficiarnos de esos tesoros de la tierra.

Mademe Maguerite Maury; bioquímica pionera en el campo de la aromaterapia escribió:

“Pero lo que tiene más interés es el efecto de la fragancia en el estado psíquico y mental del individuo. Su capacidad de percepción se aclara y agudiza y da una sensación de haber visto las cosas con más objetividad y por lo tanto en una perspectiva más real. Podría afirmarse que se suprime prácticamente el problema emocional que generalmente oscurece nuestra percepción”.

 

Acá algunas de mis recomendaciones de uso para ciertos casos:

Ansiedad: Benjuí, bergamota, manzanilla, alcanfor, ciprés, geranio, jazmín, espliego, mejorana, melisa, azahar, rosa,sándalo, ylang ylang.

Depresión y melancolía: Albahaca, bergamota, manzanilla, incienso, geranio, azahar, pachoulli, menta piperita, ylang ylang, rosa.

Pánico: Manzanilla, jazmín, mejorana, melisa, azahar, ylang ylang.

Estimulantes linfáticos: Pomelo, lima, hinojo, mandarina y abedul

Expectorantes: Eucalipto, pino, tomillo, mirra, sándalo e hinojo.

Afrodisiacos: Pimienta negra, cardamomo, salvia romana, nerolí, jazmin, pachoulli, ylang ylang.

Agentes bactericidas y antivíricos: Árbol de té, niaoli, albahaca, lavanda, eucalipto, bergamota, clavo, romero.

Métodos de aplicación:

Masaje. Puedes diluir algunas gotas de tus aceites esenciales en aceites vegetales como coco, oliva, aguacate para darte masaje en el lugar deseado.

Compresas frías o calientes. Para aliviar dolores o inflamación pon un recipiente con agua y pon de 4 a 5 a gotas de tu aceite y con un paño aplica en las zonas deseadas.

Agua de flores. Usa agua destilada o agua mineral y agrega varias gotas de tu aceite esencial favorito para después usarlo en tu ropa, cama o en el ambiente.

Baños. Si tienes bañera puedes poner una gotas de aceites relajantes y disfrutar de un baño aromático.

Vaporización. Esta es de mis favoritas, compra un vaporizador para disfrutar de las bondades de los aceites esenciales en tu casa, aparte de dar aroma delicioso ayuda como bactericida y a reforzar sistema inmune y relajar.

Yo personalmente encontré que el aceite esencial de Incienso calma mucho la ansiedad que experimento y la lavanda me ayuda a dormir. Puedes utilizar tu Suero Mongongo como vehículo y poner unas gotitas en la palma de tu mano y agregar lavanda, incienso o el que sea de tu preferencia. Casi todos los productos AHAL tienen aceites esenciales lo que los hace productos de aromaterapia; de hecho el Mongongo ya trae geranio y pachoulli; ideales para relajar y desinflamar. Todo esto es un resultado de nuestro amor por la botánica y era imposible no querer conocer el mundo de los aceites esenciales a profundidad. También te recomendamos el nuevo Kit Spa Mágico que incluye una vela hecha a mano por Flor de Venus con aceite esencial de lavanda.

Nuestros sentidos nos ayudan a responder mejor a nuestras emociones, todo lo que vemos, sentimos, olemos… impacta, por eso no queremos que te pierdas de este maravilloso mundo de la aromaterapia, de lo que los aromas pueden hacer en ti. 

*Precauciones:
Existen aceites esenciales altamente tóxicos si no eres experto en el tema es mejor no utilizar nuevos aceites y mucho menos directos.
Fototoxicidad: Algunos aceites si se exponen al sol causan manchas en la piel algunos de ellos son: limón, lima, mandarina, naranja y verbena.
Irritaciones: Algunas personas pueden ser sensibles y reaccionar a los aceites así que te recomiendo probar una gota primero en el brazo y ver si te cae bien.
Embarazo: Existen aceites que causan contracciones uterinas como el de anís, clavo, comino, salvia romana y española, tomillo blanco, cedro entre otros.

Texto: Iliana Loza

Edición: Vianey Gutiérrez


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados