Teléfono
018125589799
Correo electrónico
contacto@ahal.mx
Información de la tienda

Tienda Monterrey

Lunes a Viernes: 10am-2 pm y 3pm-7pm

Sábados: 11 am- 4 pm

Domingos: Cerrado 

Oficinas: Lunes a viernes 9am - 6 pm

Dirección

Av. Junco de la Vega 2209 

Monterrey, Nuevo León, México

Av. Junco de la Vega 2209 

Monterrey, Nuevo León, México

Tienda Monterrey

Lunes a Viernes: 10am-2 pm y 3pm-7pm

Sábados: 11 am- 4 pm

Domingos: Cerrado 

Oficinas: Lunes a viernes 9am - 6 pm

· · Comentarios

Aceite de Mongongo; exótico, nutritivo y justo.

· · Comentarios

 

Por: Iliana Lo

Desde hace un tiempo en Ahal nos enamoramos de los Aceites Africanos, en verdad son de los mejores ingredientes que hemos usado hasta la fecha, el Marula y Baobab se ganaron un lugar especial en nuestras fórmulas por sus propiedades emolientes, antioxidantes y regeneradoras.

Meditando acerca de radicales libres, la contaminación y los daños causados por el sol en nuestra piel, llegamos a la conclusión de que queríamos dar una opción mucho más nutritiva y especial también para el cuerpo. Así es como el Aceite de Mongongo o Manketti llegó a formar parte de nuestra nueva línea de cuidado corporal y llegó para quedarse.

Aquí las razones por las que nos conquistó y debes usarlo en tu rutina diaria de belleza:

  • Ofrece protección solar y contra oxidantes del ambiente como la contaminación.
  • Ayuda a estimular la reparación celular, reduce inflamación y enrojecimiento.
  • Por su alto contenido de Tocoferoles ofrece una humectación prolongada.
  • Se obtiene de árboles silvestres, libres de pesticidas y los aceites son obtenidos artesanalmente por medio de extracción en frío.
  • Nuestros aceites Africanos vienen de comunidades post-conflicto y son trabajados por viudas que obtienen un precio justo según las tendencias en el mercado de la cosmética.
  • Suave, fácil de absorber, no deja la piel grasa.
  • Ideal para todo tipo de piel.

OJO: No todos los aceites son para uso directo en la piel; pero estos aceites Africanos son emolientes y NO TAPAN POROS. Evita aceites pesados y sobre todo los aceites minerales y parafinas.