Carrito de compras

Tu carrito esta vacío :c

Continuar comprando

Conoce los 5 mitos sobre tu piel sensible y cómo liberarla.

First things first: tener piel sensible significa que esta puede reaccionar o inflamarse después de utilizar ciertos productos, ingredientes o someterla a ciertos ambientes. Generalmente la barrera de la piel de estas personas está afectada por la resequedad, genética o condiciones inflamatorias como eczema.

Existen algunos mitos que muchas personas creen acerca de su piel sensible, y estos podrían estar limitando resultados positivos en su piel,  acá te compartimos los más comunes y toda la verdad 😉

1- “Si tienes piel sensible hoy, siempre tendrás piel sensible.”

Esto es totalmente falso, la piel sensible está relacionada con los niveles de estrés que tengas ya que produces más cortisol. La salud de tu piel depende de tu estilo de vida; así que si haces ajustes está también se puede transformar. 

2- “El maquillaje no es para piel sensible.”

Si hablamos del maquillaje de siempre (el comercial), claro que puede empeorar tu piel ya que está formulado con un exceso de plásticos, fragancias y sintéticos que pueden irritarla aún más. Pero, hello clean beauty! Ya existen fórmulas clínicamente probadas y 100% naturales que pueden incluso ayudarte a bajar la irritación de tu piel.

3- “Toda la cosmética natural te ayudará con tu piel sensible.”

Desafortunadamente no todo el clean beauty está correctamente formulado, el exceso de algunos aceites naturales o aceites esenciales puede empeorar la sensibilidad de tu piel. Elige productos que estén certificados o probados como hipoalergénicos.

4- “Si tienes piel sensible sólo debes usar jabón neutro.”

Este mito es consecuencia de grandes campañas de marcas de jabones neutros (quiere decir que su ph es 7; ojo: el ph de la piel es ácido no neutro), y se ha visto que hay otros factores que afectan más a las pieles sensibles como el uso de fragancias, limpiadores agresivos como sulfatos o la falta de ingredientes emolientes en la fórmula.

5- “El problema siempre es el producto o ingrediente.”

Falso. Se ha demostrado que la gente con piel sensible por lo general tiene dañada su capa más externa y es debido a falta de humectación; así que es más probable que con cualquier ingrediente tenga una reacción. Así, ¡no olvides la humectación! 

Ahora lo sabes, puedes hacer mucho por tu piel sensible y empezar a buscar los productos que sean más adecuados para ti, recuerda leer tus etiquetas y tomar la decisión más consciente. Con ingredientes clínicamente probados y sin fragancias ni tóxicos puede cambiar más de lo que piensas. 

Lo que ves en el espejo es el resultado de todos tus hábitos 💓



0 comentarios

Deja tu comentario