Panza bella durante y después del embarazo.

Por: Iliana Lo

Habrá quienes piensen que no se puede tener una piel bella después del embarazo y menos después de dos o tres. Bueno déjame decirte que en Ahal nuestra piel consentida es obvio la de mamá y bebé.

Hace 5 años tuve a Diego, mi primer hijo y la neta engordé bastante; le entraba bien agusto a las gorditas y tamales (Diego nació el 30 de diciembre; super difícil hacer dieta o cuidarte en esa temporada) Pero volviendo al tema, engordé mas de 20 kg! Durante el embarazo me estuve embarrando una combinación de mantecas vegetales; combiné manteca de cacao, manteca de karité y aceite esencial de zanahoria por su alto contenido en antioxidantes todo iba genial…

De novedosa un día me tope una crema de una marca orgánica en Estados Unidos y empecé a usarla… ¡Oh sorpresa! Me salieron estrías justo al costado de mi panza. Fue ahí cuando me dí cuenta que la piel de una embarazada responde mucho mejor a mantecas vegetales o pomadas, ¿qué quiere decir esto?

Una crema (osea humectante que contiene agua como primer ingrediente) es un 60–70% agua y el resto son activos, conservadores, estabilizadores y los ingredientes humectantes están en muy bajo porcentaje.

Una pomada en cambio es 100% humectación, antioxidantes y vitaminas. La mezcla de mantecas y aceites es mucho más humectante y bajará de inmediato la irritación, comezón y si de plano tu piel es propensa a estrías desde el momento en que salgan y aún estén rojas, las va a nutrir para ayudar a atenuarlas.

Es súper importante que aún después de tener a tu bebé te sigas humectando en EXTREMO, ya que la piel cuando vuelve a su lugar original también tiende a desarrollar estrías.

De hecho yo sigo usando el bálsamo M, lo amo demasiado. La manteca de karité y la manteca de cacao te dan antioxidantes que también ayudan a que tu piel recupere poco a poco la elasticidad que pierde durante el embarazo… digo a veces sí queda un poco aguadita del abdomen bajo pero se puede prevenir una pérdida extrema de elasticidad y tono de tu piel.

Obvio en mi segundo embarazo ya sólo usé el bálsamo M de Ahal y todo salió genial, también engordé menos pero creo que el cuidado y prevención TODOS los días fue la clave y me ayudó a no tener estrías nuevas.

Cada piel es diferente y cada embarazo es diferente pero la prevención natural y sin impacto para tu salud y la de tu bebé es lo más importante.

Y mi último tip: ÁMATE, ACÉPTATE, CUÍDATE. Las estrías son las marcas más hermosas que una mujer puede llevar en la piel.

El bálsamo M lo puedes encontrar aquí.


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados